Como todos los niños, los bebés sordos también desarrollan la Lengua de Signos de una forma natural. Existe una edad crítica en que, si los pequeños no han acogido ya una lengua como materna, tendrán más dificultades para aprenderla a posteriori. Así que… ¿Cómo aprende LSE el bebé sordo?

Para que el bebé sordo vaya conociendo poco a poco la Lengua de Signos, entran en juego muchos factores tales como: nivel de aceptación, deseo de la familia de que el bebé sepa LSE o lengua oral, tipo de recomendaciones médicas… Pero no vamos a sumergirnos en estas cuestiones. Es un tema muy delicado que seguramente daría lugar a un largo debate.

¿Cómo aprende LSE el bebé sordo?

Es normal que existan muchas dudas en cuanto a cómo aprende LSE el bebé sordo.

En lo que vamos a centrarnos ahora, es en las etapas por las que pasa el pequeñín a la hora de aprender LSE como primera lengua o lengua materna.

Antes de comenzar, si los padres son oyentes, se recomienda seguir hablando al bebé. Pues muchas familias, cuando reciben el diagnóstico dejan de hablarle porque piensan que no sirve para nada. Pero sí que es muy valioso. Y además, también es importante la gestualización. Mover las manos y exagerar nuestras expresiones faciales.
Dicho esto, vamos a comentar una a una las etapas por las que pasa el bebé sordo.

Aprendiendo LSE: Etapas

En primer lugar, comienza el balbuceo con las manos. Esto ocurre a una edad muy temprana y es una característica que compartes con los niños oyentes. Se da antes de la etapa lingüística. La diferencia con los niños oyentes se basa en que, los peques sordos cambian continuamente la orientación de las manos.

Inicio de los signos. En torno a los 11 meses o al año, incluso antes, los bebés comienzan a realizar sus primeros signos, aunque no de forma correcta. Lo podemos equiparar con las primeras palabras. A veces no se entienden, pero son importantes. A través de estos “protosignos” el bebé intenta expresar sus emociones y sentimientos.

Por último, tras mucho balbuceo de signos, alcanzan a realizar frases completas. Pero antes de esto deben tener ya un repertorio de más o menos 50 signos.

Como conclusión, la etapa crítica para comenzar a adquirir la Lengua de Signos, al igual que la lengua oral, va desde el año hasta los 5 años aproximadamente.

Por ello, es muy importante no privar al niño de la riqueza lingüística que nos rodea y dotarle de las máximas herramientas posibles para que pueda expresar sus ideas y sentimientos de la mejor forma, para así tener una vida plena, independiente y autónoma.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir arriba