Como ya sabemos, la Lengua de Signos es utilizada por muchas personas. La usan tanto las personas sordas como otra con dificultad en el habla. También la usan personas que no tienen dominio de la lengua oral. Pero… ¿La Lengua de Signos es universal? Vayamos poco a poco.

Desde hace unos años, se reconoció la Lengua de Signos en España mediante la Ley 27/2007, de 23 de octubre, por la que se reconocen las Lenguas de Signos Españolas. Además se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y personas sordociegas.

Todos conocemos o hemos oído hablar de la Lengua de Signos Española. Más conocida como LSE. Pero… ¿La Lengua de Signos es universal?

La respuesta es NO.

Lengua de Signos internacional

La explicación es muy sencilla. Todas las lenguas (orales y las de signos) han surgido de manera natural debido a las necesidades que tenían los diferentes colectivos para comunicarse. La Lengua de Signos no es algo que se haya creado porque un grupo de personas sordas se haya sentado en una mesa y hayan acordado los diferentes signos. Ha surgido de manera natural y por ello ha nacido una en cada país (igual que las lenguas orales).

En nuestro país coexisten diferentes lenguas: castellano, catalán, valenciano, gallego, euskera y aranés, con la lengua de signos ocurre algo similar. No existe una Lengua de Signos común con la que puedan comunicarse personas de diferentes países.

En España, por ejemplo, tenemos la LSE (Lengua de Signos Española) y la LSC (Lengua de Signos Catalana). Es cierto que tienen ciertas semejanzas. Pero si quieres hablar LSC tendrás que aprenderla, no basta con los conocimientos que tenemos sobre la Lengua de Signos Española.

Esto que ocurre en nuestro país, se da también en los demás.

La lengua de signos no es universal : Sistema de Signos Internacionales (SSI)

sistema de signos internacionalA menudo pensamos que el SSI es una Lengua de Signos Internacional con la que podemos entendernos con personas signantes de cualquier parte del mundo. Pero esto no es del todo así.

El SSI no es una lengua. Es un pidgin. Esto significa que está formado por una serie de signos que han sido pactados entre personas que no tienen una lengua en común.

El SSI se utiliza para grandes eventos internacionales, tales como congresos donde asisten personas sordas de diferentes partes del mundo. El sistema de signos internacional tiene muchas limitaciones. Como su nombre indica, es un sistema. Esto quiere decir que no tiene gramática propia, que no ha surgido de manera natural…

Cuando aprendemos SSI, utilizamos esos signos y le aplicamos la estructura y gramática de nuestra propia Lengua de Signos.

Es un sistema básico, donde no siempre encontraremos el signo adecuado. Es por ello que utilizaremos mucho la expresión facial y muchos clasificadores y metáforas.

¿Y ahora qué? ¿Te ha picado el gusanillo de aprender Sistema de Signos Internacional?

En IELSE tenemos un curso preparado para ti que quieres aprender Sistema de Signos Internacional. Te ayudará a comunicarte con personas sordas de otros países, incrementar tu expresión facial y corporal y además conseguirás mayor agilidad mental a la hora de buscar recursos originales para hacerte entender.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir arriba