En la entrada de hoy, vamos a conocer un poco más a las personas sordas y ciegas y a la discapacidad que surge de su unión: la sordoceguera.

En primer lugar, y como ya hemos visto en otras entradas, cada persona con discapacidad auditiva tiene características propias. Y estas las diferencian del resto. Dependiendo de diferentes factores como momento de aparición, dónde se localiza la lesión y tipo de pérdida, tenemos varias clasificaciones.

También conoceréis términos como sordera profunda, o sordera media, pero hablando con más propiedad, estos términos se refieren a cofosis e hipoacusia, respectivamente.

Cuando decimos que una persona es sorda, no significa que no oiga nada, cuidado. Cada persona tiene un nivel diferente de pérdida y utiliza (o no) diversos apoyos, como pueden ser implante coclear, audífono, etc.

Ceguera

En segundo lugar, están las personas con discapacidad visual o ceguera, y al igual que ocurre con las personas sordas, la ceguera también se mide de acuerdo con unos parámetros:

1. Capacidad lectora de cerca y de lejos
2. El campo visual
3. Agudeza visual

Si la persona falla en uno o varios (dentro de los estándares de la ONCE), estamos hablando de que sufre ceguera. Y, en ese momento, es cuando se empezarán a trabar diferentes recursos adaptador y elementos de autonomía.

Algunas de estas son:

1. Auxiliar de movilidad: perro guía, bastón.
2. Ayudas técnicas: Medidores de tiempo, línea braille…
3. Tiflotecnología.

Al final, perder la visión es algo complicado, y desde la ONCE se implican en su totalidad para que la persona acoja su nueva vida.

Sordoceguera

Ahora, imagínate por un momento que eres una persona sorda y de repente comienzas a ver mal. O que estás perdiendo audición y vista al mismo tiempo. Imagina que te diagnostican una enfermedad y dejas de ver y oír. ¿Cómo te sentirías?

Esta pregunta solo la pueden responder personas sordociegas. La sordoceguera es consecuencia de la combinación de una deficiencia visual y una auditiva. Podemos afirmar que es una discapacidad única.

La pérdida visual y auditiva puede suceder o no a la vez. Por esto es que existe gran heterogeneidad en la población sordociega.

Si las personas sordas usaban sistemas de comunicación diferentes a las personas ciegas, imagínate las que tienen sordoceguera.

Sordoceguera.

Existe una clasificación muy formada acerca de las personas con sordoceguera. Esto es así porque dependiendo de ciertas características, utilizarán un sistema de comunicación u otro.

¿Te gustaría saber cuáles son?

¡Pincha y entérate!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir arriba