Texto signado – Mi hija en el colegio

Solución Actividad 6

Mi hija se llama Alba, este es su signo. Alba tiene 10 años y está en 4º de primaria en un colegio público bilingüe. En clase tiene asignaturas que le encantan (le gustan mucho) como ciencias sociales, ciencias naturales, matemáticas, inglés… La religión no le gusta nada.

En cuanto al horario de clase, normalmente empieza a las 09:00 y termina a las 16:00. Tiene descanso, en el recreo mi hija normalmente lo pasa con sus amigas, se sientan en corro a jugar con ellas, se come el bocadillo de media mañana, juega a la pelota… Después de comer se pone a jugar otra vez al aire libre, a la comba, o se sienta con algún compañero/a a jugar a algo…

También me ha comentado que sus profesores le encantan, que sus profesoras le gustan mucho y sus profesores también son majos. Algunos son poco expresivos, otros simpáticos, sencillos, cariñosos… otros inexpresivos y algo secos ¡Tiene un poco de todo! A veces son duros, otros normales, otras veces algo blandos, otros llenan a los alumnos de exámenes…

Mi hija está harta de tantos exámenes porque es muy duro pero… ¡que le vamos a hacer!

El aula es muy grande y muy bonita. Las mesas no son cuadradas, son redondas, lo que permite que se puedan sentar por grupos en círculos. Tienen un reloj, una pizarra virtual de esas que están conectadas al ordenador ¡La tecnología que nos facilita las cosas!

Trabajan junto al profesor sentados en las mesas que he explicado anteriormente. Algunos escriben de la manera tradicional y otros tienen su ordenador ¡La tecnología que nos hace avanzar! No siempre estudian dentro del aula, también realizan actividades en otros sitios para cambiar un poco. También van cambiando la forma en la que los alumnos están sentados, los van cambiando de lugar.

La metodología del colegio es basada en la práctica , es bilingüe de inglés y también hace que los alumnos realizan prácticas. Por ejemplo, si toca el tema 2 de la asignatura de lengua, uno de los alumnos es seleccionado para salir a exponerlo delante de los demás. El profesor analiza la explicación del alumno y realiza las correcciones pertinentes (todo esto para dar más motivación a los alumnos, se preparen el tema…), así se evita que el profesor les de un discurso mientras los alumnos solamente miran aburridos, es decir, se pretende que los alumnos participen en la clase y ésta sea más dinámica.

¡Nada más! ¡Adiós!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Ir arriba